domingo, 1 de enero de 2012

Capítulo 4 parte 3


Navegué en oscuridad mental por tiempo indefinido. En realidad no estaba consciente, así que no me daba cuenta del tiempo que pasaba, sólo me di cuenta de que había estado dormida en el momento en que desperté. Me encontraba en mi cama, totalmente vestida, aunque sin zapatos, sobre las sábanas extendidas. Me estiré con pereza, preguntándome cómo había llegado hasta ahí; fue en ese momento cuando escuché los sonidos provenientes de un videojuego. Y al girarme en la cama me encontré con Derek, que tenía los audífonos puestos y estaba echado de costado en la cama, dándome la espalda.
¿Derek me trajo hasta aquí?
Recordé lo que había pasado. Todo… ¿había sido un sueño? Me di cuenta de que mis labios seguían sintiendo un ligero cosquilleo en ellos. Se había sentido demasiado real, pero era imposible que lo fuera. Lo único de lo que podía estar segura era de que había sido una de los sueños más extraños de toda mi vida.
Lo más curioso era que la mirada del joven me había parecido idéntica a la de Jack, y con esto no me refiero a la familiaridad que sentía en sus ojos —como me ocurría cuando miraba los de Rose—, sino que en verdad eran idénticos, aunque físicamente no tuvieran nada que ver. Ni siquiera se acercaba un poco al color que tenían los ojos de Jack.
Pero… ¿cómo era que lo había llamado? ¿Max?
Rápidamente me levanté de la cama y me fui al tocador, donde guardaba, en uno de los cajones, una libreta de apuntes personales; cuando tenía 13 me había surgido la idea de escribir mis “sentimientos de soledad”, para desahogarme. Había sido algo temporal, de unos cuantos meses, por lo cual la libreta se encontraba llena sólo hasta la mitad, pero aún así la había conservado.
Derek finalmente se dio cuenta de que ya había despertado, y me miró extrañado cuando tomé la libreta del tocador y me dirigí a la mesa circular, donde cogí una pluma y apunté el nombre que había dicho en mi sueño. Max.
“No era el nombre que esperaba…” había dicho, pero entonces ¿cuál era el nombre que quería escuchar y por qué había dicho yo Max?
Era absurdo. No podía sacar de mi mente los productos de mi propia imaginación, a esas alturas empezaba a cuestionarme seriamente si no estaba yo loca.
O si de verdad era sólo mi imaginación…

5 comentarios:

  1. Ahhh! La continuaste!
    Por fin!!!!
    *-----------*
    No te preocupes xD
    Te perdono ;)
    Derek la verdad me cae genial ¿Por qué no le hará caso? U.U
    =O Interesante, pero muy poquito!!! >.<
    (Creo que soy muy exigente)
    T^T esperaré la actualizaión con ansias.
    Besos. Rizel
    Ah! ¿Podrías visitar mi blog? Es nuevecito :3
    Ojalá te guste Gorrito-san.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O: muchas gracias por seguir esta historia jaja prometo actualizar de nuevo sin tanta demora

      y claro que sí, con gusto me pasaré por tu blog (:

      Eliminar
  2. me encanta tu blog y sobre todo tu historia por supuesto y pienso seguirte.me gusta mucho como como te expresas,no puedo esperar mas asta que subas el próximo capitulo sube pronto porfis.
    ya de paso te invito a que te pases por mi blog es http://mina2611.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ^o^ muchas graciaaas! y bueno... haré lo posible por continuarla pronto, pero tengo pensaod reescribir desde el principio otra de mis historias... y bueno, creo que me tomaré mi tiempo, además de que me estoy poniendo al día en la escuela TT^TT
      claro que me pasaré por tu blog (: muchísimas gracias por comentar ^/////^

      Eliminar